El hambre no discrimina… pero los que hacen políticas públicas si lo hacen!

Recientemente cuando manejaba rumbo a una reunión de grupos comunitarios vi un anuncio espectacular del Banco de Comida de Houston que decía: El hambre no discrimina. El mensaje del Banco de Comida, una organización sin fines de lucro dedicado a recolectar donaciones de alimentos para luego distribuirlos a familias y personas de bajos ingresos, se refiere al hecho de que el problema de hambre o inseguridad alimenticia afecta a personas de todos los diferentes grupos étnicos en la sociedad. Sin embargo este mensaje es engañoso porque no señala el hecho de que el hambre y la pobreza son resultados concretos de procesos históricos, sistemas económicos y políticas públicas que producen las condiciones para que ciertos sectores hoy estén en condiciones de no tener suficiente comida.  Además, al poner al hambre como sujeto de la frase,  el mensaje del Banco de Comida oculta a los verdaderos actores en la creación de políticas alimenticias y también oculta el hecho de que no todos los grupos sociales son afectados igualmente por las políticas públicas que producen pobreza y hambre.

Resulta interesante y alarmante que en las mismas semanas que la cámara de representantes, controlada por el partido Republicano, votó para reducir el presupuesto destinado al programa de estampillas de comida que apoya a las familias más pobres haya coincidido con la presentación del informe del Departamento de Agricultura sobre la inseguridad alimenticia en los Estados Unidos que presenta un panorama muy desalentador.

Comentando sobre este reporte, Hannah Emple, analista política de la fundación New America,  dice:

Las familias de color en los EEUU experimentan consistentemente tasas de inseguridad alimenticia más de dos veces que las familias blancas, un fenómeno que apunta a las formas más amplias de inequidad racial, incluyendo (pero de ninguna manera limitada a) las disparidades existentes en el desempleo y el acceso a oportunidades de trabajos con un salario suficiente para vivir.” [1]

Diferentes estudios ubican el número de personas con hambre en los Estados Unidos alrededor de los 48 millones, un número abrumador por la cantidad de personas de las que estamos hablando pero además indignante si lo ubicamos en el contexto de la economía más grande del planeta. El problema visible del hambre o inseguridad alimenticia, oculta las causas profundas del hambre en tantos hogares: pobreza causada por tremenda desigualdad, desempleo, subempleo o trabajos que no pagan salarios suficientes y además un contexto histórico de desposeimiento, desplazamiento y explotación con raíces en el sistema colonial.

 

Unas semanas después de la publicación del reporte sobre el hambre en los Estados Unidos el gobierno entero ha estado cerrado por 16 días a consecuencia de la estrategia política de un grupo legislativo extremista obsesionado con detener lo que ellos llaman el “Obamacare”. Los legisladores del llamado Tea Party llevaron adelante su estrategia para quitarle los fondos a la reforma de salud sin importarles los impactos económicos y sociales que sus maniobras políticas tienen en los sectores más vulnerables de la sociedad entre los que hay una mayoría de personas que pertenecen a comunidades de color. El hambre no es un problema de “oportunidad” que puede afectar a cualquier individuo o familia,  es un problema social y estructural que afecta principalmente a las personas pobres (empobrecidas por el sistema) y en mayor proporción a las mujeres y las comunidades de color.

Así que tal vez podemos decir que el hambre no discrimina siempre y cuando aclaremos que  quienes lo hacen son los políticos que hacen leyes y políticas públicas discriminadoras; al hacer esto llamamos la atención no sólo a la necesidad de dar comida a quienes tienen hambre sino que también resaltamos la importancia de organizarse para cambiar el sistema que produce pobreza y hambre.

[1] Emple, H. (2013, September 6). More Than One in Seven U.S. Households Experienced Food Insecurity Last Year. In the Tank: A blog from the New America Foundation. Retrieved from: http://inthetank.newamerica.net/blog/2013/09/more-one-seven-us-households-experienced-food-insecurity-last-year